curiosidad

Photographermartín solano escudero
PrizeBronze in Especial / Mascotas
Entry Description

El gato está dotado de una gran capacidad de aprendizaje, que no podría explicarse si no fuera porque está permanente devorado por una curiosidad insaciable. Cualquier cosa es suficiente para interesarlo y motivarlo a jugar. Esta curiosidad crónica se ejerce en ocasiones, a pesar de la prudencia, puede correr riesgos importantes. Los gatitos nacen sordos y ciegos. Se desplazan arrastrándose por el piso, y dejan una huella con su olor que les permite reencontrar su camino al interior de su nido. Antes de abrir los ojos, apenas si se puede atribuir sus paseos a la curiosidad: el cerebro del cachorro se ha terminado de desarrollar. La curiosidad, el juego y el mimetismo son comportamientos característicos del gato. Por ejemplo, viendo abrir el hombre una puerta, el gato tendrá la idea de imitarlo y accionar el mismo la manija, actitud que puede considerarse un juego, pero justificada por el interés de lo que puede encontrar detrás de la puerta. Un gato que no puede satisfacer su curiosidad se aburre, y sufre entonces diversos problemas de comportamiento